Este año se aprobará dejar casos laborales al Poder Judicial

El titular de la Secretarías del Trabajo y Previsión Social, Roberto Campa, confió en que la ley secundaria para echar a andar la reforma laboral en materia de impartición de justicia, ya en el Senado, pueda aprobarse este sexenio en periodo extraordinario tras las elecciones o en septiembre, cuando se inicia la nueva legislatura.

Precisó que se prevé que haya un periodo de transición de cuatro años, a fin de que antes de desaparecer, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCyA) y las juntas locales puedan desahogar las demandas pendientes, ya que los nuevos casos irán al Poder Judicial en cuanto se apruebe la legislación reglamentaria.

Por su parte, el presidente de la JFCyA, José Francisco Maciel Amaya, reconoció que hay inquietud y temores entre el personal de ese organismo por el futuro que enfrentarán con dicha reforma.

Sostuvo que Campa Cifrián ha dialogado con trabajadores de la JFCyA, ha escuchado sus inquietudes y éstos han asumido un compromiso total para seguir cumpliendo sus obligaciones, no obstante la reciente reducción en la plantilla laboral, y se han logrado atender 550 mil 913 juicios individuales.

El titular del Trabajo resaltó que pese al retraso en la expedición de la ley secundaria, se ha avanzado más de 50 por ciento. Hay consenso en que los tribunales judiciales que atenderán los conflictos obrero-patronales van a empezar de cero, ya que se dará un plazo de cuatro años a las juntas federal y locales para concluir con casos rezagados.

La reforma incluye medidas para transparentar a sindicatos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *